sábado, 12 de abril de 2014

12º grado Gran Maestro Arquitecto

Grado Duodécimo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado
Noveno Grado de la Logia Capitular de Perfección
Noveno de los Grados Inefables o Sublimes
Primer Grado de la Cuarta Clase o Serie
La leyenda:

Salomón convocó a los Doce Sublimes Caballeros Elegidos y a sus Ministros a presentar un proyecto sobre, a la vez, arquitectura y  tributación, porque los trabajos no avanzaban según lo esperado (“Los trabajos se habían detenido al llegar al tercer piso”).
El origen de esta Leyenda parece situarse en algún acontecimiento político o en alguna crítica hacia la ambición de los religiosos y el acaparamiento del dinero por la Iglesia.
La fusión de arquitectura y tributación no debe sorprendernos, porque según algunos autores el Templo de Jerusalén era una carga para el pueblo, cuyos impuestos (elevados) se destinaban casi íntegramente a sufragar los gastos del Templo.
Por lo tanto, la idea es simple: presentar un gobernante preocupado por evitar que las obras de la religión se construyan a partir del sufrimiento y la miseria del pueblo.
¿El Salomón histórico habrá sido realmente tan considerado con sus súbditos? No lo sabemos…
Como resultado de todo esto, Salomón advirtió que era necesario establecer este grado con el objeto de formar una escuela de Arquitectura, en la que recibiesen los obreros del Templo la debida instrucción, proporcionándoles el modo de llegar a la perfección en el Arte Real.
Su objetivo fue prepararlos para que sean mejores artistas y, a través del Arte, se elevaran hacia el Gran Arquitecto del Universo.
Aquí hay un doble significado: uno exotérico: que la educación debe estar al alcance de todas las clases sociales y otro esotérico: que los seres humanos pueden elevarse sobre sí mismos gracias al Arte, el cual refleja al Universo.

Los orígenes del grado:

Ø  …parecen situarse entre 1750 y 1772.
Ø  Este grado inicia una nueva clase del rito, en la que se persigue la perfección en la maestría masónica y se alcanza a comprender la palabra sublime.
Ø  Presenta algunas analogías con el grado de Compañero.
Ø  En el Rito Adonhiramita este grado aparece dividido en tres: el Pequeño Arquitecto, el Gran Arquitecto o Compañero Escocés y el Maestro Escocés.
Ø  En el Rito de Mizraïm su simbolismo se subdivide en una multitud de grados que llevan en su título los términos “Arquitecto” o “Arquitectura”.
Ø  Presenta algunos remotos puntos de contacto con el Past Master del Rito de York.
Los cinco órdenes de arquitectura
Cada orden representa un diferente paradigma, un arquetipo distinto para la construcción. Es, entonces, un modelo que luego se plasma en la construcción concreta.

Ø  Hacia 1940, según Frau Abines, todavía varios Supremos Consejos lo conferían por iniciación. Pero hoy se confiere casi exclusivamente por comunicación, con lo que símbolos y ritos muy interesantes se han perdido.

Según  la  tradición Masónica,  Salomón  estableció  este  grado con objeto de formar una escuela de Arquitectura, en que recibiesen los obreros del Templo la debida instrucción, proporcionándoles el modo de llegar a la perfección en el Arte Real.
Era Salomón, como todos sabemos, un príncipe muy estimado por su justicia, sabiduría y previsión. Quería recompensar a sus fieles y dignos servidores, y no sólo fue su deseo hacer de ellos buenos artistas, sino prepararles por este medio para que pudieran mejor acercarse al trono del Gran Arquitecto del Universo.
Tal fue su pensamiento al escoger a los Grandes Maestros Arquitectos, en quienes reconocía los auxilios que necesitaba para llevar a cabo la promesa hecha a Enoch, Moisés y David, de que, con el tiempo, el Señor habitaría en su Santo Templo, y sería su nombre reverenciado”.[1]

Los objetivos exotéricos del grado son:
Ø  Construir la libertad de los pueblos.
Ø  Estar cerca de los reclamos y necesidades del pueblo.
Ø  Buscar el conocimiento de las ciencias “profanas”.
Ø  
Promover la fundación de academias científicas y artísticas.

Ø  Profundizar en las relaciones epistemológicas existentes entre el arte, el conocimiento científico y el conocimiento tecnológico.


Los objetivos esotéricos del grado son:
Ø  Grabar en las columnas simbólicas los conocimientos masónicos.
Ø  Buscar la sabiduría esotérica encerrada en las obras de arte y los monumentos arquitectónicos.
Ø  Aplicar las nociones alquímicas de Solve et Coagula.
Ø  Integrar en un todo coherente el ideario pitagórico, el conjunto simbólico salomónico, los conceptos renacentistas y el enciclopedismo francés.

Entre los símbolos principales de este grado se encuentran:
Ø  La Osa Mayor. Parece remitir a un simbolismo similar al de la Merkabah (el carro), en el que cada parte del carro imaginario tiene un significado esotérico.
Ø  La Estrella Polar, como símbolo de la armonía del Universo.
Ø  Los cinco órdenes de arquitectura. Cada orden representa un diferente paradigma, un arquetipo distinto para la construcción. Es, entonces, un modelo que luego se plasma en la construcción concreta. En particular, a este grado le corresponde la columna de orden compuesto, de origen romano, que simboliza el logro de  la Perfección Arquitectónica (por eso es atributo de un Gran Maestro y, en general, preside  sobre los tres grados de Perfección: 12°, 13° y 14°.
Ø  Las Siete Artes Liberales. Divididas en el Trivium (Gramática, Lógica o Dialéctica, Retórica) y el Cuadrivium (Aritmética, Geometría, Música y Astronomía). Son, en realidad, una mezcla de artes y ciencias. Lo importante es, justamente, el sentido de no dividir la instrucción, de presentar una educación integrada, que conjugue lo artístico y lo científico, es decir, que no separe artificialmente aquello que debería estar unido.
Ø  El estuche de Matemática (“el gran atributo de un Maestro Arquitecto”). Es el “arca” en la que se guardan los instrumentos del Arquitecto, del que diseña la Obra. Pero su contenido varía mucho según los distintos Rituales. Algunos indican: un compás, un compás de cinco (o de cuatro) puntas, la regla de cálculo y un semicírculo graduado. Otros: tres tipos de compases (simple, de proporción y de piezas), el tiralíneas, la escuadra, el semicírculo graduado y la regla dividida en partes iguales. Y así podemos encontrar infinitas variaciones. Quizás lo más lógico sería pensar que el estuche puede tener distintos contenidos, según el tipo de Obra que se desee construir.
Ø  El compás. El compás determina el centro y la circunferencia. Es decir, la referencia (el centro) y el marco que limita la Obra (la circunferencia). Por lo tanto, unifica la Obra y, a la vez, la diferencia del entorno. En la Masonería Simbólica es el atributo del Gran Maestro, lo cual implica que se le concede la máxima Importancia. De acuerdo con la Biología contemporánea, una característica común a toda célula viva es la de poseer una membrana que la separa del entorno, la limita y la “define” como unidad. Y la formación de esta membrana sería uno de los primeros pasos en la transición de la materia común a la materia viviente. Cuando el compás traza una circunferencia, está delimitando un “adentro” y un “afuera”, tal como lo hace la membrana de una célula. Por lo tanto, el movimiento más simple del compás se corresponde con uno de los actos fundamentales de la vida.
Ø  El compás de cinco (o de cuatro) puntas.
Ø  El compás de proporción (regla de cálculo).
Ø  El tiralíneas. Tiene un significado similar al compás, en el que, a veces, viene incorporado. Trazar líneas es delimitar, fijar un marco, un encuadre, que separe la forma del fondo, que resalte un concepto frente a la masa confusa que lo rodea.
Ø  La regla común.
Ø  La regla paralela.
Ø  El semicírculo graduado, indica el “grado”, el avance, el lugar simbólico en que se encuentra el Iniciado en su evolución.
Ø  La escuadra de bronce. “Es la joya de un Maestro Perfecto, que hace que el que la lleve recuerde que nunca deberá hacer uso de ella, a menos que tenga por objeto un punto de perfección”.

El Signo: Colocar la mano izquierda, como si en ella hubiera una plancha de trazar. Con los tres primeros dedos de la derecha, simular tener un lápiz y trazar sobre la plancha. En algunos Capítulos se mantiene extendido el pulgar de la mano izquierda, y en otros el índice.
Si el signo se efectúa durante el ritual, se mira de cuando en cuando al Gran Maestro, como si este indicara el objeto que debe dibujarse

El Toque: Enlazar los dedos de la mano derecha con los de la izquierda del hermano, y colocar cada uno la mano opuesta en la propia cadera. Se forma así una especie de arco, en el que las manos unidas constituyen la piedra clave.
Según otros rituales se deben unir las manos derechas, entrelazando los tres primeros dedos de forma tal que se forme una escuadra, y colocar la mano izquierda sobre el hombro derecho del Hermano.

El Templo:
El mismo es una representación de la “Cámara de los Diseños” donde Hiram Abiff trazaba los planos del Templo de Salomón.
Pero en el Ritual de Iniciación representa la Cámara del Medio.
La tapicería es blanca, salpicada de llamas rojas.
Los colores del grado son, en general, el blanco y el azul, y la decoración del Templo debe reflejarlo.
Al Oriente:
         Debe haber representaciones de los cinco órdenes de arquitectura.
         Sobre las columnas, se dibuja un triángulo y, sobre él, la palabra.
Al Oriente, sobre las columnas, el triángulo y la palabra, brilla Venus, el Lucífero, la Estrella de la Mañana.
         Debe haber un cuadro o busto de Euclides, el gran geómetra griego.
         Siete estrellas, alrededor del Capítulo, representan la Osa Mayor, las que se ubican en el Norte del templo.



Catecismo:
P. ¿Cuál es la primera de todas las artes?
R. La Arquitectura, cuya llave es la Geometría, que lo es de todas las ciencias.
P. ¿Cuántas clases de Arquitectura hay?
R. Tres: Civil, Naval y Militar.  Arquitectura  Civil, es el arte de fabricar casas,          palacios,  templos,  altares, etc.,  para  adornar  y  embellecer  las  ciudades. Arquitectura  Naval,  es  el arte de  construir buques de guerra, y toda otra clase  de buques para navegar.  Arquitectura Militar, es el arte de fortificar las  ciudades,  pueblos, etc.,  para  resistir  a los  ataques de masas mayores contra   inferiores,  y  levantar  las  obras  de  tal   manera   que   no   pueda penetrarse  en ellas;  fortificarlas  con  atrincheramientos y obras exteriores: en fin,  la Arquitectura  Militar nos enseña a mejorar todas las ventajas que ofrece  la  posición  natural   de  las  plazas y  a  erigir  defensas,  fáciles  de sostener, al mismo tiempo que impenetrables al enemigo.
Para  la  Arquitectura  Civil, sólo  tiene  el  Maestro que conocer la primera: las  otras  sirven  de atributo al  Masón,  pero si se  poseen, manifestarán su y aplicación a las ciencias.
P. ¿Qué ciencias debe poseer un Maestro Arquitecto?
R. Hay  varias   que   tienen   conexión   unas   con   otras,   y   que   no pueden dispensarse,  si se  desea  ejercer  la  Arquitectura  en  todos sus ramos. Por tanto, el Gran Maestro Arquitecto deberá poseer las siguientes: 1ª   Aritmética. 2ª   Geometría. 3ª   Trigonometría. 4ª   Óptica. 5ª   Catóptrica. 6ª   Dióptrica. 7ª   Dibujo. 8ª   Perspectiva. 9ª   Mecánica. 10ª   Estática. 11ª   Hidráulica. 12ª   Geografía. 13ª   Cronología. 14ª   El Arte de Cortar las Piedras. 15ª   El Arte de Cortar Maderas. 16ª   Medidas. 17ª   Física. 18ª   Música. 19ª   Arquitectura.
P. ¿Qué es Aritmética, y de qué le sirve al Masón?
R.  Es  el Arte de  Calcular, y se llama Arte  Árabe,  porque los números de que         hacemos  uso  vienen de los  Árabes;  lo que  llamamos  Álgebra es también Aritmética,  sólo que  es mucha  más abreviada; los que la conocen a fondo, se  deleitan en  ella,  pues  procura  los  medios de  encontrar las cantidades conocidas; y  de  los  últimos,  para  las  desconocidas.  La  Aritmética  es  el atributo    de   un   buen    Masón,    porque    le   enseña   a   multiplicar   su benevolencia   y  su  sabiduría   en  obsequio  de   todos  sus  hermanos, y a considerar toda recompensa  como una cifra de Aritmética; cumple con una deuda que debía a sí mismo al hacer una buena acción.
P. ¿Qué es Geometría, y por qué es esa ciencia un atributo de los Masones?
R. La Geometría  es la primera de todas las ciencias, fundada en la precedente. Viene  de  los  egipcios,  a  quienes  era  difícil  encontrar  los   límites  de sus tierras   después  de cada inundación de Nilo, de cuya circunstancia nació el descubrimiento  de  medidas  y  límites,  bajo principios  justos, para acertar con esos  mismos  límites vueltas las aguas a su álveo. Los griegos llamaban a este  arte Geometría, o medida de  tierra,  de manera que,  Geometría, es el arte  de medir la tierra, en la superficie pero no de medir los sólidos. Mas de ésta  se deriva  el arte de  medir los  cuerpos sólidos, no sólo en la superficie que presentan, sino también en su altura y  profundidad. La Geometría es el atributo de un buen Masón,  porque siempre debe medir sus acciones con la línea de  la  justicia,  circunscribir  sus  deseos  con los  límites de  la  razón y estar contento con lo que posee, sin codiciar lo ajeno, para dar gloria al Gran Arquitecto del Universo y ser ejemplo de virtud a sus Hermanos.
P. ¿Es necesaria también la Trigonometría, y es atributo de la Masonería?
R. Sí, Gran Arquitecto.  Esta  ciencia  es inseparable de la que precede: por ella se  miden los  ángulos,  tangentes  y  secantes,  y en  el  conocimiento  de los triángulos  encontramos   la  medida  inefable  de  los   lados  desconocidos, Aritmética y Algebra. A  Pitágoras debemos el descubrimiento de este arte.
La  explicación   más  esencial  de  los  problemas  de  Trigonometría, está citada  en  la   primera   proposición   de   Euclides.   Aquel   sabio   filósofo sacrificó     cien     bueyes    a    los    Dioses,    en    agradecimiento   de    tal  descubrimiento,  que  hubiera  merecido  los  elogios de los  Masones, si no hubiera sido  idólatra. La  Trigonometría  es más bien un atributo del Gran  Arquitecto  del  Universo,  que  el de  un  Masón.  Todas  nuestras acciones puestas   en  signos,  forman  un   triángulo,  dos   lados   del   cual   sólo  se presentan  a   nuestra   conciencia,  a  saber,  lo  bueno  y  lo  malo;  el  Gran Arquitecto  del  Universo  encontrará  el  tercero,  y   nos   juzgará  según el mérito de cada uno.
P.  ¿De  qué  tratan   la   Óptica,  la   Catóptrica  y  la   Dióptrica,  y por qué son atributos de la Masonería?
R. Tratan  de  la  refracción de  los rayos  de la  luz,  y  de  los fenómenos de la vista  en  general,  ya sean  naturales o artificiales. Son atributos del Masón porque  el  hombre   debe   siempre   ver   sus   faltas   con   lentes   que   las aumenten, y  al  mirar las  de sus  Hermanos  debe  hacer uso de lentes que las disminuyan o hagan imperceptibles.
P.  Sabemos lo que es dibujo; mas, ¿por qué es atributo de la Masonería?
R.  Así  como  el  dibujo  más  perfecto  tiene  su  principio  en  un bosquejo, de igual  modo,  cuando los  Masones  encuentren   alguna  buena cualidad en un  Hermano,  deberán  recibirle como un  bosquejo,  copiándola  después, hasta  completar la  pintura de  la perfección.  Imitando las  acciones  de un Hermano virtuoso, nos honramos a nosotros mismos.
P. ¿Qué es Perspectiva, y por qué es atributo de la Masonería?
R. La  Perspectiva  es  el  arte  de  delinear  los   objetos  con tamaños y colores naturales. Partiendo los  Masones del punto de la virtud, deberán observar la proporción y conexión que puedan existir entre todas sus acciones y sus empresas,  a  semejanza de  la  perspectiva  en  el  dibujo.  Que su conducta brille por la virtud, y que, al desaparecer del cuadro de la existencia, quede el recuerdo grato de una vida bien empleada para embellecer el lecho de la muerte, dándole la más dulce promesa de felicidad futura.
P. Pasemos a la Mecánica.
R. La  Mecánica  es  la  ciencia del movimiento o el arte de la maquinaria, por medio  de  la  cual  llevamos   y  levantamos   a   los  lugares más elevados, objetos  de  gran  peso,  con   muy  poca  fuerza  en apariencia, o sea con la ayuda  de   palancas,  tornillos,  polines,  guías, etc., etc.  Es  a  ella  a quien deben  su existencia  las  máquinas  grandes y pequeñas,  tan  necesarias al hombre.  El  gran resorte de un Masón está en el corazón. De allí se elevan las primeras causas de sus acciones, y allí se sienten los primeros impulsos de su moral. Si  tiene la  fortuna de escoger  la virtud  por primer motor de sus  empresas,  ajusta con la  debida  proporción el equilibrio de su peso, y da  el  impulso acertado  a  sus fuerzas  motoras,  pudiendo  así alcanzar aquella dicha prometida por el Gran Arquitecto del Universo  a los dignos obreros de su santo Templo.
P. ¿Para qué sirve la Estática a los Masones?
R. La Estática es la aliada de la mecánica, y consiste en el conocimiento de los pesos  y  fuerzas  motoras,  el corte de  romanas, balanzas, etc. El juicio del Masón deberá conservarse en tal equilibrio, que no puedan hacerle desviar de  la  equidad  y  la  justicia  las consideraciones  de intereses y espíritu de partido.
P. ¿Qué es Hidráulica y de qué sirve a los Masones?
R. Es el  arte de  conducir, gobernar y repartir el agua, tan necesaria a la salud y  la vida de  nuestros  semejantes,   como  para  los  fines  comerciales  y el embellecimiento  de los  palacios,  jardines, etc.  El  Arquitecto  ha  de saber regar  por  medio  de  canales,  en  beneficio  de  la  agricultura,  y llevar las aguas  al  través de  las montañas más elevadas, para conseguir la unión de mares remotos y facilitar la navegación y el comercio. En fin, por medio de la  Hidráulica  se puede  convertir  en un lugar de elegancia y de recreo, un pantano  o  un  desierto.  El  alma  del  Masón   será   un  canal  de mansa y plácida  corriente  y no  un  mar  remoto, separado por montañas: el cariño entre  Hermanos  no  debe  enfriarse  nunca  por  calumnias,  ambiciones  o locuras  de  la juventud, y si llegara a suceder, un mediador generoso debe apartar  los  obstáculos,  uniendo  a  sus  Hermanos  con  el dulce lazo de la verdadera amistad.
P.  ¿Qué es Geografía y de qué sirve al Masón?
R.  La  Geografía  es  el  conocimiento y  la descripción de la Tierra, habitada o inhabitada,  ciudades, pueblos y aldeas de cada reino o nación, ríos que las riegan,  mares  que  bañan  sus  costas, montañas que las separan, y, en fin, todo lo que se ve delineado en un mapa o en el Globo Terrestre.
Aunque   la  Masonería  es  igual  en  toda  la  Tierra,  hay,  sin  embargo, muchos  Templos  en  diversos  lugares, en donde se reúnen los Masones a trabajar  en  sus misterios, bajo los mismos estatutos, o bien a cantar preces al Señor. Estos  Templos se llaman  Logias  y  Capítulos y el buen M.·. debe conocer  la  Geografía  para  saber  dónde  están  las distintas Logias, poder entenderse  con  ellas, y aumentar  con  sus  trabajos, virtudes y talentos, el lustre que  les  es  debido, haciéndoles el honor que les corresponda, según sus méritos.
P. ¿Reconocéis a la Cronología  entre el número de las ciencias indispensables a la Masonería?
R.  Siendo  la  Cronología  la  ciencia  y  conocimiento  de   los acontecimientos pasados,  debe  poseerla  el  Masón  para  poder nombrar aquellos Masones que  se hayan  distinguido desde  la creación del mundo: para conocer a los reyes,  príncipes y  pontífices, que han sostenido la Masonería con honor de ella  y  reputación  propia; y tener  presentes los distintos acontecimientos y revoluciones por que ha pasado esta institución santa y que deben servir de ejemplo a nuestra paciencia, constancia y resolución.
P.  ¿Qué entendéis por el Arte de Cortar las Piedras?
R.  La ciencia  más importante  al Masón, que  es el arte de delinear, por medio de la escuadra, todas las  piedras que componen un edificio, de manera que cuando    empiecen     a     colocarlas     los    obreros,    correspondan   todas exactamente.  Nadie  podrá,  con  justicia,  llamarse   Arquitecto,   sin  haber antes    cortado,   adornado  y arreglado   un   edificio:   así,   pues,   ningún  Hermano  podrá  obtener  el  Grado  de  Gran  Maestro en el Arte Real de la Masonería,  si  no  ha  dispuesto  su  corazón de modo que sirva de apoyo a la  virtud,  y  haya  hecho  de  sí  uno  de   los  materiales  de  la  fábrica   del Templo  dedicado al único Dios verdadero.
P. ¿Qué entendéis por el Arte de Cortar Madera?
R. Que su objeto es  hacer trazados en  madera. Debe estar preparada antes de traerla al edificio, de modo que cuando se necesite se ajusten las piezas con precisión.  La  misma  exactitud  en  su  conducta debe  observar  el  Masón hacia  su  Hermano,  haciéndose  acreedor  a  su cariño, contribuyendo a la  perfecta  armonía  que  debe  reinar  entre   Masones;  marchando   siempre unidos  en  sus   deliberaciones,  en  la  excelencia  de   sus  obras  y  en  sus placeres dulces e inocentes.
P.  ¿Qué es la medida?
R.  Siendo el Arquitecto juez perenne de los Masones, es preciso que sepa, por  la  medida  de  sus  trabajos,  la  paga   que  por ellos les corresponde. Debe también   medir  los  materiales   para  satisfacer   al  proveedor,  según   su cantidad,   no  pudiendo  los  intendentes de  edificios dar suma alguna sin orden  de  un  Gran  Maestro  Arquitecto. También  el  Masón  que  por sus conocimientos  haya conseguido llevar la medida en la mano, debe mirarla como  el  centro de  la justicia y de la benevolencia: de cuyo uso dará algún día cuenta al Gran Arquitecto del Universo, para que le juzgue.
P.  ¿De qué sirve la Física a un Maestro Arq.·.?
R.  Para reconocer la salubridad de un lugar antes de levantar el edificio, para evitar   lugares   cenagosos   o    pantanosos   o   de   aguas   estancadas    y disponerlos  de tal manera que  reciban aquellos vientos que traen la salud en sus  alas. Deberá  también  el  Masón vencer físicamente las dificultades que  opone  a  su  salud  un  estómago   desarreglado;  y  si   padeciere   de debilidad  en  el  cuerpo, deberá   abstenerse   con  prudencia  de   algunos placeres, que si bien no ofenden a sus semejantes, son perjudiciales a él.
P. ¿De qué sirve la Música al Masón y al Arq.·.?
R. El conocimiento  e la Música era muy necesario en tiempo de los antiguos romanos  para  la  construcción de los salones, rotondas y otros lugares en donde se  ejecutaba la música vocal e instrumental; por cuya razón debían conocer  la  música  sus   arquitectos,   puesto   que   colocaban   columnas, bóvedas,  techos,  etc.,  y  aun  vasos  de  bronce  en  algunos  lugares, para producir  el eco y aumentar el sonido y la armonía de los acordes. Pero en  el día se hacen  más pequeños estos  edificios, lo que  evita la necesidad de aumentar el sonido por medio del arte; los techos guardan proporción con el tamaño de la sala, dándose a la vibración la distancia que se requiere. Se considera   la  música  como  un  atributo  masónico,  porque  así  como   la armonía de  distintos  sonidos  eleva los  sentimientos generosos del alma, así debe reinar la concordia entre nuestros Hermanos, de modo que, con la dulce  unión  de  la  amistad,  cedan  las  pasiones   turbulentas   y  reine  la armonía en toda la Orden.
P. ¿Son éstas todas las ciencias necesarias al Masón?
R. Las   Matemáticas  es  un  término   general, por el  cual pueden entenderse muchas   otras  ciencias,  además   de   las    que   he   mencionado   ya. Esta expresión  es  igualmente  un atributo del Masón, pues cuando dice que  es Maestro  de  Matemáticas,  significa que tiene un corazón devoto a la causa de  la  Masonería,  y que,  a medida que se aumenten sus conocimientos en dicha ciencia, acrecentará su virtud.
P. ¿Cuántas son las Ordenes de Arquitectura?
R. Cinco: Toscazo, Dórico, Jónico, Corintio y Compuesto.
P. Sin  duda, puesto  que  el  Gran  Arquitecto  del  Universo quiso concederle aquella   sabiduría  que  le hizo  acreedor al dictado del más sabio de todos los  reyes,  y  especialmente  por  haberlo  Dios  escogido  para  fabricar  un Templo a su nombre.
P.  ¿Cuál es el gran atributo de un Maestro Arq.·.?
R.  Un   estuche   de    matemáticas   que   contiene   todos    los   instrumentos necesarios para todos los designios e invenciones del Arquitecto.
P. Explicadme el uso de estos instrumentos.
R. El  compás  simple  sirve  para   tomar  dimensiones,  dividir  las líneas  en partes iguales, determinar los paralelos para hacer secciones de triángulos, equiángulos y equiláteros; en fin, puede usarse para un número infinito de  problemas  matemáticos,  demasiado  largos  para  enumerarse,  pero cuyo uso es bien conocido: el instrumento principal de los Grandes Maestros de  las Logias Simbólicas de Maestros, es el compás.
Hay  otros   con  cinco  puntas,  una  de   las  cuales   puede   moverse   y cambiarse   cuando   el  caso  lo  requiera.  Este  compás   sirve  para  trazar círculos  o  partes de  círculos.  Sirviendo  la punta fija de punto de apoyo o centro  en  diferentes ocasiones,  puede  usarse un  lápiz o  tiralíneas,  en  la punta  movible.  El compás de proporción es una regla sólida, instrumento de  mucha  importancia  al  arquitecto:  ahora gran  parte  del  trabajo, pues tiene  marcados  los  cálculos  de  todas  las operaciones, sirviendo de tabla general  en  que  se  encuentra  una  escala de  pares, los planos,  polígonos, las   cuerdas  de   los  sólidos,   el  peso   de  los   metales  y  balas,  con   sus dimensiones,  etc.,  etc.  La  línea  de  partes  iguales  sirve para dividir una línea,  según  una  línea   dada.·.;  la  línea   de  planos   para   disminuirla o aumentarla  a  su  antojo;  la  línea  de  polígonos  regulares,  encontrar   un número  de  planos o ángulos  perfectos; las líneas sólidas para aumentar o disminuir  un  sólido, según una razón dada; la línea para los metales, para conocer  la  diferencia  y  proporción  entre los  seis  metales principales. La regla  paralela  y  tiralíneas,  son dos instrumentos que se usan juntos, para trazar  una línea derecha, que es también atributo del Masón, puesto que el Masón debe observar  una  conducta  recta y buena, debiendo coincidir sus inclinaciones con su deber y marchar juntos, como estos dos instrumentos.
La  escuadra  es generalmente de bronce y se usa para abrir los ángulos, tomar sus alturas y dividir las  rosas  del compás simple. Esta es la joya de un  Maestro  Perfecto,  que  hace  que  el  que  la lleve  recuerde que nunca deberá  hacer  uso  de  ella,  a menos que no tenga  por objeto un punto de perfección”.[2]

Se presenta al gnosticismo como su dualismo del bien y del mal, como la verdadera ciencia y filosofía masónica en contraposición al dogma católico (según Rottjer)           

Este grado es el grado del conocimiento, del saber. Saber para operar, para trabajar, para construir. Saber para lograr el objetivo de la Logia de Perfección: alcanzar la contemplación de la columna de la Perfecta Belleza, lo que conduce al descanso de los trabajos. Descanso que sólo será un alto temporal en la Jornada, porque el Sendero del Iniciado no tiene, realmente, término final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario